Conferencias
IV Congreso de Cooperadoras

IV ENCUENTRO DE COOPERADORAS DEL OPUS DEI
Barbastro/Torreciudad, 5 de abril de 2014

Presentación de la Sesión sobre Saxum:

Buenos días y bienvenidas a este cuarto encuentro nacional de cooperadoras.
Soy Lola García, periodista, natural de Barbastro. Y, como ustedes, tengo la fortuna de contar con amigos del Opus Dei.
Nos encontramos en la tierra natal de san Josemaría. Barbastro y Torreciudad no se entenderían la una sin la otra.

Para situarnos en la ciudad que ahora nos acoge, les diré que se trata de la segunda población de la provincia de Huesca. Cuenta con 17 mil habitantes y su economía se sustenta en el comercio, los servicios (como el hospital general que da servicio a la zona oriental de Huesca) y la agricultura. Siendo el aceite, los productos de la huerta y sobre todo el vino de la Denominación de Origen Somontano seña e identidad de este territorio.

Sede episcopal desde el siglo 1101, en el año 1137 se produjo en la ciudad uno de los acontecimientos históricos más relevantes de su historia: la firma de los esponsales entre doña Petronila, hija del rey aragonés Ramiro II El Monje y Ramón Berengeu, conde de Barcelona. Este hecho dio origen a la Corona de Aragón. Corría el año 1137.

Ya en tiempos actuales, una anécdota Barbastro ostenta el récord de ser el lugar del mundo con más mártires, beatos per capita. Santos sólo uno: san Josemaría. Pero la crudeza de la Guerra Civil se cebó especialmente con esta pequeña diócesis. Como se puede ver en el Museo de los Mártires Claretianos, El Monasterio del Pueyo y la catedral o la iglesia de san Francisco cuyo feligrés el gitano Ceferino, es el único beato de raza gitana.

Y para terminar, un apunte. Lo mejor de Barbastro: su ubicación y sus alrededores. La sierra de Guara, Alquézar, el parque nacional de Ordesa, Aínsa, el valle de Benasque… han transformado a esta localidad en un cruce de caminos y puerta de entrada de los grandes atractivos turísticos de esta provincia.

Uno de esos atractivos lo encontramos en Torreciudad que recibe a unas 200 mil personas cada año. La devoción mariana a la virgen de Torreciudad cuenta con 1000 años de historia, pero su capítulo más actual se haya ligado a la vida del fundador del Opus Dei. Narró san Josemaría que su madre lo llevó a él, siendo un bebé, a la Virgen para que agradecer a la Madre de Dios su curación de una grave enfermedad infeccionsa.

Y esta tierra es la que por cuarto año acoge el encuentro de cooperadoras. Una jornada que sirve para dar a conocer las iniciativas que sacan adelante personas del Opus Dei y cooperadores de todo el mundo. Todas nosotras, compartimos su espíritu y sus ilusiones son las nuestras. Parafraseando al actual prelado, Javier Echevarría. “La obra está en nuestras manos” y o y por ello aportamos nuestros esfuerzo, nuestro tiempo, nuestro dinero y nuestra oración. Los cooperadores somos como esos brazos largos de la Obra. Esos amigos fuertes y comprometidos. Desde los inicios del Opus Dei, san Josemaría se apoyó en cooperadores. No sólo en lo espiritual, sino también en lo material.

Por señalar unos ejemplos de la importancia de los cooperadores: el primer centro del Opus Dei en Barcelona se compra a nombre de un cooperador y él es el responsable.
Aquí, en Barbastro, es un grupo de amigos de sus hijos quienes deciden comprar la que fuera la casa natal del fundador para conservarla. Cuando se lo comunicaron a san Josemaría, él se alegra y sugiere que tiren la casa familir y construyan algo que sirva para desrrollar una iniciativa apostólica. Así nace el centro cultural Entrearcos de Barbastro.

Las iniciativas apostólicas que promueve el Opus Dei son siempre tareas humanas, laicales. Rezamos y trabajamos, nos rascamos el bolsillo, arrimamos el hombro y además, rezamos. Pero no esperamos que sea el clero quien organice nuestros asuntos temporales.

Necesitamos encontrarnos y compartir. Por eso nació este encuentro.

En esta ocasión queremos contaros el proyecto Saxum que va a suponer un gran bien para toda la Iglesia. En España acaba de arrancar y durará cuatro años.

Viene a contar este proyecto Isabel Barrera y Piluca Laiglesia que en sus ciudades y entre su gente lo están sacando adelante. Aunque bien podríamos ser cualquiera de nosotras.

E-Mail // Aviso legal // Diseño Web: INPQ, 2010